Los cuasicristales. Cuando el arte y la ciencia se copian

El Premio Nobel de Química 2011 ha sido concedido por la Academia Sueca al científico israelí Dan Shechtman, de la Universidad de Haifa, en reconocimiento a su descubrimiento de los cuasicristales, un tipo de material sólido que presenta un ordenamiento atómico que se consideraba imposible hasta ese momento, lo que alteró la concepción de los químicos acerca de la materia sólida.

El hallazgo de estos materiales sólidos se produjo en abril de 1984, cuando Shectman identificó el primer cuasicristal en una aleación de aluminio-manganeso subenfriada artificialmente. Las moléculas observadas en éste y posteriores experimentos no se disponían de forma regular, como cabía esperar de un cristal, y se concentraban formando extrañas formas geométricas. Pero tampoco se podía considerar el material como un cristal amorfo, es decir, totalmente desordenado.

En los cuasicristales encontramos los fascinantes mosaicos del mundo árabe reproducidos al nivel de átomos: patrones regulares que nunca se repiten a si mismo”, explica la Academia sueca justificando la concesión del Nobel. En las imágenes siguientes se puede ver la gran similitud entre la imagen de un cuasicristal obtenida por microscopio electrónico y la de un mosaico de la Alhambra. ¿Quién copia a quién?

Agradecemos a Sandra Molina de 4º B su aportación para la elaboración de esta noticia. Más información en: http://www.cibermitanios.com.ar/2011/10/premios-nobel-2011.html

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: